Cómo llegar a Moscú

Cómo llegar a Moscú

La forma más común de llegar a Moscú es en avión. La mayoría de los turistas que visitan la capital llegan en avión o bien en tren desde alguna localidad cercana.

A continuación indicamos las principales formas de llegar a Moscú:

Llegar a Moscú en avión

Llegar a Moscú en avión es la forma más cómoda, rápida y económica. Moscú cuenta con varios aeropuertos internacionales que conectan la ciudad prácticamente con todos los rincones del mundo. Si voláis desde España, encontraréis vuelos directos desde Madrid, Barcelona, Ibiza, Valencia o Málaga.

Para conseguir el mejor precio en el vuelo a Moscú, lo más recomendable es reservar con la mayor antelación posible.

Una vez tengáis el vuelo reservado, el siguiente paso es saber cómo llegar hasta el centro de Moscú desde el aeropuerto.

Llegar a Moscú en tren

Si estáis haciendo un circuito por Rusia el tren es una opción a tener en cuenta a la hora de buscar cómo llegar a Moscú. Moscú cuenta con varias estaciones de trenes entre las que destacan Leningradsky, con trenes en dirección a San Petersburgo, Kazansky, para los trenes que se dirigen al centro de Asia, y Yaroslavsky, desde donde parten los trenes hacia Siberia, Mongolia y China.

Si viajáis desde San Petersburgo, podréis llegar a Moscú en tren en unas 9 horas, aunque, si queréis aprovechar el tiempo al máximo, lo más recomendable es coger alguno de los trenes rápidos con los que realizaréis el trayecto en menos de 4 horas por unos 3.500 rublos.

Podéis consultar los precios, horarios y reservar los billetes a través de la web de Russian Railways en este enlace: