Torre Ostánkino

Inaugurada en 1967, la Torre Ostankino de Moscú fue el primer edificio que se construyó con más de 500 metros de altura y durante varios años fue el edificio más alto del mundo. Se trata de una torre de telecomunicaciones con una plataforma de observación y varios restaurantes.

La Torre Ostankino, localizada en el norte de la ciudad, fue inaugurada en el año 1967 para ofrecer los servicios de televisión y telefonía a más de 15 millones de personas. En la parte superior cuenta con un mirador localizado a 340 metros de altura.

La imponente construcción fue diseñada por el conocido ingeniero soviético Nikolay Vasilyevich Nikitin, quien realizó la torre basándose en la forma de un lirio colocado al revés para conseguir un diseño sencillo y atractivo que se hizo realidad a base de hormigón armado y cables de acero.

Justo debajo de la plataforma de observación se encuentra el “Séptimo Cielo”, un restaurante circular giratorio en el que se puede apreciar el suave cambio de vistas mientras se disfruta del menú.

No es la opción más recomendable

La ubicación de la Torre Ostankino en la zona norte de Moscú, algo alejada del centro, hace que no sea la opción más cómoda ni la que mejores vistas ofrece.

En el caso de que aun así estéis interesados en hacer la visita, es importante tener en cuenta que es obligatorio llevar el pasaporte y reservar con antelación. Los menores de 7 años no pueden acceder.

Horario

Todos los días de 10:00 a 23:00 horas.

Precio

De lunes a viernes:
De 10:00 a 11:00 horas: 700RUB.
De 12:00 a 20:00 horas: 1.100RUB.
De 21:00 a 22:00 horas: 1.100RUB.
Fines de semana y festivos: 1.300RUB.
Niños entre 7 a 18 años y jubilados:
De lunes a viernes:
De 10:00 a 11:00 horas: 400RUB.
De 12:00 a 20:00 horas: 600RUB.
De 21:00 a 22:00 horas: 600RUB.
Fines de semana y festivos: 700RUB.

Transporte

Metro: VDNH.
Trolebús: líneas 13, 69, 73 y 36.